Disciplina

es importante para el desarrollo de un niño, pero saber cómo y cuándo disciplinar puede ser un desafío para los padres. Establecer reglas y límites claros, establecer consecuencias y ser justo y coherente con el seguimiento es vital para ayudar a los niños a aprender a autocontrolarse y manejar su comportamiento. La disciplina constructiva y apropiada no solo mejora el comportamiento en el hogar, le enseña al niño cómo manejar las frustraciones y los desafíos a lo largo de la vida.

No se han encontrado resultados

La página solicitada no se pudo encontrar. Trate de mejorar su búsqueda, o utilizar la navegación de arriba para buscar el puesto.

Traducir