Escoger un preescolar

Cuando estaba embarazada de mi primer hijo, comencé a buscar una guardería. Hablé con los padres de mi comunidad para obtener recomendaciones y leí todo lo que pude sobre preguntas que hacer, señales de alerta a las que debemos prestar atención y priorizar nuestras necesidades en un proveedor de cuidado infantil. En mi último trimestre, comencé a recorrer hogares y centros, tratando de imaginarme a mi hijo por nacer pasando sus días en cada lugar. Había tantas variables: precio, ubicación, horario, actividades estructuradas versus no estructuradas, apoyo a la lactancia materna, proporción de maestro por niño… la lista era interminable.

Aprendí que no había un lugar "perfecto" y que tendría que confiar en mi instinto para elegir el proveedor de cuidado diurno adecuado. También aprendí que la decisión de quién cuidará a su hijo es muy personal y que todos tienen sus propias preocupaciones. Aunque yo prefería una guardería en casa porque parecía más enriquecedora, algunos amigos optaron por los centros porque sentían que habría más responsabilidad y supervisión.

Si elegir una guardería para un bebé fue difícil, las cosas se volvieron exponencialmente más difíciles cuando llegó el momento de graduar a un niño en el preescolar. Algunos programas enfatizan lo académico con lectura y escritura, otros ponen énfasis en aprender a través del juego. Algunos incluían almuerzo y refrigerios, mientras que otros requerían que empacara alimentos todos los días. Cada escuela tenía diferentes políticas sobre pañales y entrenamiento para ir al baño.

Debido a que los niños aprenden mucho durante sus años preescolares, desde el abecedario hasta hacer amigos, es una tarea importante encontrar un preescolar que continúe fomentando el desarrollo. Las investigaciones muestran que los niños que asisten a preescolares de calidad obtienen mejores resultados a largo plazo, especialmente en lectura y matemáticas. Pero, ¿cómo eliges qué preescolar es el adecuado para tu hijo? A continuación se ofrecen algunos consejos:

Formular Preguntas.

Asegurarse de encontrar el preescolar adecuado para su hijo puede requerir algunas investigaciones. Es una buena idea comenzar su búsqueda hasta un año antes de que desee que su hijo comience para darle tiempo para evaluar diferentes programas. Por lo general, los niños comienzan el preescolar alrededor de los 3 años.

  • Solicite ver la licencia estatal de la escuela para asegurarse de que cumpla con las normas de salud y seguridad.
  • Conozca la formación académica de los profesores. Lo ideal es que tengan formación especializada en educación infantil.
  • Pregunte sobre la proporción de niños por maestro de la escuela. La Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños recomienda un adulto por cada 10 niños, lo que significa una atención más individualizada para su hijo.

Busque un programa bien redondeado

Durante sus primeros años, los niños se desarrollan rápidamente a medida que amplían sus conocimientos sobre el mundo que los rodea y aprenden a interactuar con los demás. Asegurarse de que su hijo esté inscrito en un programa que le brinde una base sólida lo ayudará a prepararse para el éxito en el jardín de infantes.

  • Busque un preescolar que ofrezca una variedad de actividades ajustadas a las etapas y necesidades de desarrollo de los niños, como aprendizaje práctico, instrucción de maestros, proyectos grupales e individuales, así como tiempo de juego activo.
  • Asegúrese de que el preescolar enseñe habilidades básicas de preparación para la escuela, incluidos el alfabeto, los números, las formas y los colores.
  • Verifique que la escuela tenga suficientes libros, juguetes y otros materiales apropiados para la edad que fomenten la alfabetización y la creatividad.

Pregunte sobre la colaboración entre padres y maestros

Trabajar junto con los maestros de preescolar puede ayudar a fortalecer la capacidad de aprendizaje de su hijo.

  • Busque una escuela que dé la bienvenida a padres y cuidadores para que la visiten y participen en actividades. Esto ayuda a establecer la colaboración entre profesores y padres.
  • Pregunte a los padres del preescolar cómo se comunican los maestros con ellos. Es beneficioso para su hijo que los maestros y los padres compartan información sobre su progreso, sus actividades favoritas y su estilo de aprendizaje.
  • Pregunte acerca de la política disciplinaria del programa para asegurarse de que sea similar a la suya. Tener reglas diferentes en casa y en la escuela puede resultar confuso para los niños pequeños.
Celebrando el Día de los Pueblos Indígenas

Celebrando el Día de los Pueblos Indígenas

Celebración del Día de los Pueblos Indígenas El Día de los Pueblos Indígenas, aunque no es un feriado federal, es reconocido el segundo lunes de octubre por muchas ciudades y estados de los Estados Unidos, incluida la ciudad de Los Ángeles, el condado de Los Ángeles y California. El dia...

Traducir